viernes, 29 de enero de 2010

Es tan corta la vida



La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil,

que cuando uno empieza a aprenderlo, ya hay que morirse.





La vida es tan corta y la eternidad tan larga... hoy he resivido una noticia que me pone a pensar...en lo fragiles y finitos que somos...y en como la vida se nos va en un respiro.

He tomado de mi bilioteca, hoy como tantas veces, un libro al azar, y entre sus paguinas busco algo que me haga olvidar, y solo encontre algo que me hiso pensar...

"...No le tengo miedo, sólo me da tristeza.

No poder seguir con los que quiero. Con Elvirita, Gla


¿qué será de la vida de Gladys cuando yo no esté?

Lloro cuando lo pienso, ahora no me da vergüenza llorar.”







Puedo señor Sabato robarle estas palabras y hacerlas mías? o sera acaso que todos en ese sentido pensamos igual?

Este es un libro sencillo, mi primer libro de Sabato, y lo leo sin preconceptos. Es un libro íntimo, donde narra las inseguridades, pensamientos, temores que le pueden pertenecer a cualquier persona. En el recorrido de sus actividades cotidianas deja entrever sus pensamientos, sus recuerdos, su nostalgia.


“El equipaje quedó listo desde temprano. Tomo café y miro los diarios. Cerca de las nueve partirá el avión que nos llevará de regreso a Buenos Aires. Y entonces como otras veces, cuando miro los noticieros, leo los diarios o escucho a la gente, pienso no tanto en lo que se dice, sino en lo que se calla, diciendo tantas cosas. Pienso en las palabras que ya no se escuchan, como espíritu, bondad, absoluto, infinito, alma…”




Hoy una estrella mas se ha encendido, querido amigo como te voy a extrañar, fuiste guerrero esforzado y valiente peliando la buena batalla de la fe, y ahora gozaras de eterna paz, con tu gran ejemplo de esperanza y fe, enmedio de tu lucha pudimos ver la gracia ye el poder de su amor, simpre estaras presente y tu sonrisa hoy alegra el cielo.... nos vemos en la eternidad...

1 comentario:

Ross dijo...

Precioso bloog, me hago seguidora, si tú me lo permites.
La vida es corta, siii, pero los momentos son eternos.
Saludos de Ross.