viernes, 3 de abril de 2009

COMO EL FENIX


Se dice que en el Edén originario, debajo del Árbol del Bien y del Mal, floreció un arbusto de rosas. Allí, junto a la primera rosa, nació un pájaro, de bello plumaje y un canto incomparable, y cuyos principios le convirtieron en el único ser que no quiso probar las frutas del Árbol. Cuando Adán y Eva fueron expulsados del Paraíso, cayó sobre el nido una chispa de la espada de fuego de un Querubín, y el pájaro ardió al instante. Pero, de las propias llamas, surgió una nueva ave, el Fénix, con un plumaje inigualable, alas de color escarlata y cuerpo dorado.
La inmortalidad, fue el premio a su fidelidad al precepto divino, junto a otras cualidades como el conocimiento, la capacidad curativa de sus lágrimas, o su increíble fuerza. A lo largo sus múltiples vidas, su misión es transmitir el saber que atesora desde su origen al pie del Árbol del Bien y del Mal, y servir de inspiración en sus trabajos a los buscadores del conocimiento, tanto artistas como científicos.
Este mito se extendió ampliamente entre los griegos, que le dieron el nombre de Phoenicoperus(que significa alas rojas), apelativo que se extendió por toda la Europa romana. Los primeros cristianos, influidos por los cultos helénicos, hicieron de esta singular criatura un símbolo viviente de la inmortalidad y de la resurrección. En la mitología del antiguo Egipto, el Ave Fénix representaba al Sol, que muere por la noche y renace por la mañana. Otro símbolo vinculado al ave fénix es el de la esperanza, ya que representa la esperanza que nunca debe morir en el hombre.
El Ave Fénix tiene sus representaciones en diferentes culturas, como la china (el Fêng-Huang), la japonesa (el Ho-oo), la rusa (El Pájaro de Fuego, que inmortalizara musicalmente Stravinsky), la Egipcia (el Benu), la hindú (el Garuda), e incluso en los indios de norteamérica (el Yel), o los Aztecas, Mayas y Toltecas (el Quetzal).
Ser como el rio que fluye, como el fenix que renace... es un buen consejo, todos tenemos diferentes cualidades no por eso menos buenas... hoy e decidido remontarme a mis inicios a renaser entre las cenizas. a renovar el fuego de mi ser...a ser como el fenix......
Como el ave fenix que renace de las cenizas...estamos saliendo de este limbo pantanoso en el que estuvimos...me levanto y me sacudo el barro...miro hacia adelante y se ve prometedor...te tomo la mano y sonreìmos...nos amamos...y eso nos hace invensibles... soy una ave fenix - sobrevivi de sircunstancias que parecian mi fin - pero estoy renaciendo mas fuerte que antes
Soy un fuego inextinguible,
El centro de toda energía,
El corazón firme y heroico.
Soy la verdad y la luz,
En mi imperio abarco el poder y la gloria.
Mi presenciaDispersa las nubes oscuras.
Y soy el elegido.
Soy el ave fénix Mi alma vuela libre por los cielos de incandescentes deseos se alimenta y sigue con su vuelo eterno. De heridas pasadas me recupero renazco, revivo… vuelo.
A los amores pasados que mi corazón han destrozado:“El dolor me reconstruye”. A los amores futuros de dolores inseguros:“Ado is hic, ado is iam”.
Rojo mi plumaje como mi sangre, de sentimientos incandescentesque arderán más tarde en mi pira mortuoria.Pongo mi alma en el firmamento a que cuando me derroten renaceré de nuevo y ese cielo al que me elevaré arderá como fuego eterno.Con un pensamiento inconcessum quoddam malumya de vidas pasadas,ya de corazones olvidados,arderá mi sangre de nuevo,porque como buen ultirusqueno lloro los vox rei boni,sino que vengo del fuegopara quemarlo todo y elevar mi vuelo de nuevo.
asi que cuando sufras un incendio asegurate de renacer de entre las celizas

1 comentario:

fire dijo...

que linda leccion la que nos da la mitologia aliandose con la naturleza...
encantada de leerte
un abrazo
:-)